jayrobustamante

La trilogía del desprecio de Jayro Bustamante

Yo: indio, hueco y comunista. Ciertas palabras, aunque poseen la capacidad de viajar a la velocidad de la luz, sumergen a su destinatario en la oscuridad. Los insultos, sonidos que incluso pronunciados en susurros siempre resuenan potentes con ecos de crueldad, son dardos envenenados de la ignorancia de su emisor, cargados con la potencia del odio y expulsados en la certeza de que no se convertirán en bumerán. La ofensa nace con la esperanza del

sierraaustral

Sueños en la Sierra Austral

La capital de Buenos Aires es conocida como un epicentro de creatividad cuya agenda cultural resulta tan heterogénea como inabarcable. Pese a la inestabilidad económica y la precarización del trabajo artístico, gestores y creadores de todos los ámbitos se niegan a claudicar ante la necesidad de producir el bien preciado que representan un libro, una canción, una obra de teatro o una muestra de fotografía. Contra viento, marea e inflación, se hace. No desde la

mariamoreno

María Moreno: muera el realismo patriarcal

La infancia Muy pocos conocen su verdadero nombre. El famoso, el estampado en sus libros, notas periodísticas, presentaciones y homenajes. Es un mix del propio y de un apellido robado a su primer marido. En varias oportunidades, ha confesado que necesitaba una identidad que la vinculara a la alcurnia, para “chapear” y desarrollarse en un mundo diferente al de origen. Nació en Once, barrio multiétnico, hace 72 años. De madre química y padre ingeniero agrónomo.

joker portada

Bailemos Joker

 So, buddy, tell us what’s so fuckin’ funny?   ¡Ay! ¡Cuántas veces al reír se llora! ¡Nadie en lo alegre de la risa fíe, porque en los seres que el dolor devora el alma llora cuando el rostro ríe! Reír llorando – Juan de Dios Peza Y los dados sueltos de tu risa seca, con los cascabeles disuenan rivales. Tu risa amenaza como los puñales, como un moribundo se tuerce tu mueca.  Al jorobado –

fabbri

Camila Fabbri: ‘Somos torbellinos mentales’

¿Cuál es tu libro pendiente/postergado más vergonzoso? Tengo muchísimos libros pendientes y vergonzosos, tal vez no debería ni confesarlos por acá. Uno es Cumbres borrascosas de Emily Bronte, ayer lo conversaba con amigos y amigas en un auto de regreso. Me preguntaban si no me gustaba el escenario de época , intenté defenderme. No hay ningún mensaje oculto en no haber leído los imponderables, simplemente falta de tiempo o distracción. Se va transformando en una

jjhernandez copia

Juanjo Hernández y el infierno transparente

Juan José Hernández (Tucumán, 1931-Bs. As., 2007), constituye un hito en la renovación de la narrativa que rescata la vida socialmente erizada de conflictividad social en los pueblos del interior de Argentina. En efecto, lo hace en su dimensión más cruel y despiadada, radiografiándola. Pero también ese es el punto de partida para la invención de ficciones, no un mero y simplista espejo de naturaleza mimética. Diera toda la impresión, por el contrario, de que

juansklar

Sklar y el poder del cine infantil

“El cine verdaderamente político es el que te puede hacer cambiar de idea. Por eso analizo cine infantil”, explica el escritor Juan Sklar desde su columna semanal en el programa Basta de Todo que transmite por radio Metro. Su segmento se llama Ideologías Animadas y así también se llama el libro que salió a la luz el pasado noviembre y contiene una recopilación de sus mejores análisis. Detrás de las historias de princesas y castillos,

atonement1

Ian McEwan entre el cine y escritura

Basta una máquina de escribir para que todo sea posible. El sonido de las teclas, su ritmo y voracidad decora y condiciona la música de la primera escena de Expiación, deseo y pecado (Atonement), una película británica basada en la novela de Ian McEwan. Dirigida por Joe Wright, parece una historia de amor trágico que ya se ha visto, escuchado o leído: Inglaterra, una familia de clase alta, servidumbre y dinero, lo prohibido y lo inevitable. 

schweblin

Del éxito Schweblin

              Es moneda corriente que, de tanto en tanto, el aceitado aparato de marketing de la industria editorial busque acaparar el foco de atención de los lectores con motivo de celebrar la supuesta aparición de una nueva estrella en el firmamento del ecosistema literario. En tales circunstancias, suele también ser común que muchos de nosotros cedamos ante la tentación y ante el deseo de la novedad. ¿Quién no ha

gaiman

Había una vez una reina feminista

Una reina a punto de casarse, enanos, castillos y magia: antes de su primera página, La joven durmiente y el huso evoca el imaginario colectivo sobre los cuentos de hadas únicamente para hacernos entender que va a desafiar todas las construcciones culturales que se nos disparan en cuanto leemos el título de este libro. La propuesta de lectura se tiñe de advertencia para dejar un mensaje muy claro: “…aquí nadie espera que aparezca un noble