Browsing Category

Arte

atonement1

Ian McEwan entre el cine y escritura

Basta una máquina de escribir para que todo sea posible. El sonido de las teclas, su ritmo y voracidad decora y condiciona la música de la primera escena de Expiación, deseo y pecado (Atonement), una película británica basada en la novela de Ian McEwan. Dirigida por Joe Wright, parece una historia de amor trágico que ya se ha visto, escuchado o leído: Inglaterra, una familia de clase alta, servidumbre y dinero, lo prohibido y lo inevitable. 

gaiman

Había una vez una reina feminista

Una reina a punto de casarse, enanos, castillos y magia: antes de su primera página, La joven durmiente y el huso evoca el imaginario colectivo sobre los cuentos de hadas únicamente para hacernos entender que va a desafiar todas las construcciones culturales que se nos disparan en cuanto leemos el título de este libro. La propuesta de lectura se tiñe de advertencia para dejar un mensaje muy claro: “…aquí nadie espera que aparezca un noble

vardacdl

Varda y la extraordinaria cotidianeidad

Fotógrafa, cineasta y artista plástica. Con todas sus facultades en éxtasis, miraba, sin aminorar ni un segundo la intensidad de la emoción. Había que sujetar la escena, las imágenes, para conjugar la observación sensible de la realidad con la expresión de su imaginario. Lo que quería Agnès Varda, Arlette como la nombraron sus padres, era mantenerse al nivel de lo inesperado y extraordinario de la cotidianidad. Ese fue su prodigio.   Nació en Ixelles, Bruselas, el

rhonda

Rhonda: el unipersonal argentino en Barcelona

El fenómeno de los unipersonales en el teatro independiente porteño ha sabido instalarse durante los últimos años trascendiendo su factura de pequeño formato condicionado quizá por un contexto de escasos recursos económicos, para convertirse en un ámbito de investigación donde los creadores se desafían en la búsqueda de una voz propia mientras responden a la necesidad de apostar por la autogestión como fuente de trabajo. Son muchos los intérpretes que abordan este formato para generar

teatro

Teatro paradójico en la Argentina de Macri

“La única ficción que existe es la realidad.” El mundo es más fuerte que yo. Sábado soleado, una del mediodía, república de Chacarita, Roseti 722, Buenos Aires. Jóvenes actores tocan timbre en una puerta roja. Dos horas después la puerta luce un cartel: “Espere aquí por favor, en breve será atendidx”. Dentro suena una música amable y sobre la vereda una veintena de personas espera. ¿Cuándo comienza una función de teatro? ¿Al dar sala? ¿Cuándo

fernando spiner

La vida como oleaje en ‘La boya’ de Fernando Spiner

Esa máquina, que es el mundo, está obsesionada últimamente en enseñarnos solo sus ritmos fugaces, enceguecedores y lastimosos. Anegados, como estamos, de imágenes confusas y furiosas, que pasan rápidamente sin detenerse y nos dejan apenas sabores amargos, aceptamos a regañadientes y con un encogimiento de hombros la idea de que no parece haber modo de narrar de otra manera que no sea precipitadamente. El abismo está al alcance del camino y no tiene fondo: las

rojo1

Naishtat se viste de rojo

Rojo, la película de Benjamín Naishtat, fue estrenada en los cines argentinos el 25 de octubre de 2018 luego de ser proyectada en el Festival Platform de Toronto y de haber ganado los premios de Mejor Director, Mejor Actor y Mejor Fotografía en el Festival de San Sebastián. En ella se cuenta la historia de un pueblo en el año 1975 focalizando en algunos de sus habitantes, en especial en el personaje interpretado por Darío

karima

Paula Lena – Karima baila porque respira

La tela lánguida y decidida apenas roza el suelo, me guía por un largo pasillo al fondo hacia el estudio Neo Baladí. El camino es angosto y, aunque sus límites son de concreto, pareciera que la ciudad se hubiera desvanecido. Entro en un punto de fuga hacia otro espacio-tiempo. La tela es portavoz de lo invisible y a la vez oculta aquello que sí somos capaces de ver. No puedo evitar perderme en el movimiento

bayer09

La Patagonia rebelde de Bayer salta al teatro

Es septiembre y hace frío. Trece años atrás, en un septiembre quizás más caluroso, se estrenaba en Rosario la versión teatral del libro La Patagonia rebelde de Osvaldo Bayer. En un subsuelo del Centro Cultural La Toma, dos de los mil quinientos obreros fusilados en 1921 volvieron del pasado, de la fosa común de la Historia, a dar su testimonio. “Gracias a Don Osvaldo” –dijo uno de ellos– “gracias a su investigación, es que nuestra

cuentodelacriada

Atwood pide que no dejes que los bastardos te aplasten

“Una silla, una lámpara. Hay una ventana con cortinas blancas. El vidrio es irrompible, pero no temen que nos escapemos. Una criada no llegaría lejos. Temen otras formas de escape, aquellas que podés encontrar en tu interior” June. June está sentada contra la ventana, velada por un halo de luz que viene de afuera, vestida de rojo, su mirada es un puñal directo a la conciencia. Ya sabemos que llegó allí porque no pudo escapar.