bayer09

La Patagonia rebelde de Bayer salta al teatro

Es septiembre y hace frío. Trece años atrás, en un septiembre quizás más caluroso, se estrenaba en Rosario la versión teatral del libro La Patagonia rebelde de Osvaldo Bayer. En un subsuelo del Centro Cultural La Toma, dos de los mil quinientos obreros fusilados en 1921 volvieron del pasado, de la fosa común de la Historia, a dar su testimonio. “Gracias a Don Osvaldo” –dijo uno de ellos– “gracias a su investigación, es que nuestra

cuentodelacriada

Atwood pide que no dejes que los bastardos te aplasten

“Una silla, una lámpara. Hay una ventana con cortinas blancas. El vidrio es irrompible, pero no temen que nos escapemos. Una criada no llegaría lejos. Temen otras formas de escape, aquellas que podés encontrar en tu interior” June. June está sentada contra la ventana, velada por un halo de luz que viene de afuera, vestida de rojo, su mirada es un puñal directo a la conciencia. Ya sabemos que llegó allí porque no pudo escapar.

ZANON

Todo lo que sé de la vida está en una frase de Heráclito

¿Cuál es tu libro pendiente/postergado más vergonzoso? Todos los que me quedan por leer de Galdós. ¿Cuál es tu T.O.C. en la vida cotidiana? ¿y tú T.O.C. como escritor? Escuchar en todo momento música. ¡¡¡Sin el título y la cita del principio no se puede escribir una novela!!! ¿Alguna vez robaste un libro? ¿Cuál, dónde y por qué? Sí, en un piso de alquiler que compartíamos con una anciana. Le robé un libro rarísimo de

DALLOWAY2

La señora Dalloway, de Virginia Woolf

En los ojos de la gente, en el vaivén, el caminar y la caminata; en el estruendo y el tumulto; en los coches, automóviles, omnibuses, camiones, hombres-anuncio que van y vienen de un lado a otro; en las bandas de música; organillos; en el triunfo, y en el tintineo y en el extraño canto de algún aeroplano que pasaba volando estaba lo que ella amaba: la vida; Londres; este momento de junio. Porque era junio.

vanesa-miseres

El feminismo es el viaje

Flora Tristán, Juana Manuela Gorriti, Eduarda Mansilla y Clorinda Matto de Turner fueron mujeres con perfiles diversos pero unidas por un mismo deseo: viajar. Nacidas en el siglo XIX, época en que se imponía el prototipo del hombre como único ser con capacidad de opinar, decidir, y también, de viajar, estas mujeres-escritoras-viajeras rompieron esquemas arraigados, se animaron a enfrentar un mundo masculino y dejaron sus huellas por escrito. La obra de Vanesa Miseres, Mujeres en tránsito.

roberto musso

Roberto Musso: no hay cien palabras que lo puedan definir

Roberto Musso. Compositor, guitarrista y vocalista del Cuarteto de Nos (*) Empecemos por el principio: Robertito Musso Es un día soleado de principios de agosto en la ciudad de Tajo. El 21 de septiembre, tan ausente y tan distante, brilla de tristeza y de inseguridad aún. Tajo es una ciudad pequeña ubicada en un también pequeño país costero, al sur de América. Tiene varios bulevares y amplias avenidas, muchos árboles de distintos colores, con predominancia

alex

Alex, emigrante de sí

En la película Under the skin (Jonathan Glazer, 2013), una entidad extraterrestre toma el cuerpo de una mujer (Scarlett Johansson) para aprender las costumbres y, más importante, la naturaleza de nuestra especie. Desconocidas razones dan inicio a su tarea, pero sabemos, promediando la trama, que su paso por el mundo irá erosionando esa primera versión suya, para dar lugar a un viaje de autodescubrimiento a la sensibilidad, el deseo y, lo que Freud llamaría, el

martinezestrada

Martínez Estrada es un caramelo ácido

La reciente reedición de dos clásicos de Ezequiel Martínez Estrada, Radiografía de la pampa y La cabeza de Goliat, en dos volúmenes de impecable factura a cargo de la editorial Interzona (2018), trae implícita una pregunta sobre un autor cuya obra parece destinada al eterno regreso. ¿Por qué Martínez Estrada continúa siendo un nombre que concita la atención de los lectores argentinos? La búsqueda de una respuesta conduce directamente hasta Christian Ferrer, encargado de los

molloy andruetto

Molloy y Andruetto: mujeres in between

Cuando el lector se sumerge en la lectura de historias migrantes sabe de antemano que algo del orden de lo impredecible estará escrito. Es que la vida del que deja su tierra para instalarse en otra, muchas veces desconocida, está plagada de vaivenes y conflictos que dejan una huella en su propia identidad. El migrante inicia su viaje con una mochila cargada con dosis de añoranza, incertidumbre y esperanza. El libro de Sylvia Molloy Vivir

Frankestein

Frankestein, de Mary Shelley

…Una triste noche del mes de noviembre pude, por fin, ver realizados mis sueños. Con una ansiedad casi agónica dispuse a mi alrededor los instrumentos necesarios para infundir vida en el ser inerte que reposaba a mis pies. El reloj había dado ya la una de la madrugada, y la lluvia tamborileaba quedamente en los cristales de mi ventana. De pronto, y aunque la luz que me alumbraba era ya muy débil, pude ver cómo