Hemingway

El viejo y el mar, de Hemingway

ILUSTRACIÓN: El viejo y el mar, de Ernest Hemingway. Por Patricia Gutiérrez. “No has matado el pez únicamente para vivir y vender para comer –pensó–. Lo mataste por orgullo y porque eres pescador. Lo amabas cuando estaba vivo y lo amabas después. Si lo amas, no es pecado matarlo. ¿O será más que pecado?” –Piensas demasiado, viejo –dijo en voz alta. “Pero te gustó matar al dentuso –pensó–. Vive de los peces vivos, como tú.

annie ernaux

Annie Ernaux o comeme hasta que no quede nada

Sobre Diario del afuera, de Annie Ernaux. Qué tan difícil puede ser decir algo acerca de uno mismo. Algo realmente nuevo, valioso, que enuncie más allá del carnet, el gentilicio o la profesión. Y que ese algo sea revelador, que abra y que no cierre identidades, y que calle el rosario de fotos que braman desde el árbol genealógico. Bueno es que, para decir, se tenga qué. Entonces podemos buscar un predicado sobre nosotros mismos,

El comité de la noche, de Belén Gopegui

*“¿Usted sabe que su libro vale un cuarto de litro de sangre?” No, no lo sabía. La pregunta iba dirigida a Belén Gopegui quien, en ese momento se encontraba dando una conferencia en Sevilla. Esa cuestión cruzó la sala para crear, después, un mundo entero en forma de novela. El comité de la noche es la consecuencia de aquella intervención en Sevilla. Cuando terminó de hablar, Gopegui buscó a la persona que había instalado esa

dolores fonzi

‘La Patota’: de las Tullerías a Misiones

  I Una mujer joven y rubia, tiene una mirada fría y sonríe poco. Mantiene el entrecejo arrugado por eso se le hace una leve cicatriz. Sentada, iniciará una discusión con su padre en la que pondrá sobre el tapete el giro que le dará a su vida profesional. Su pelo es enrulado y está recogido. Lleva un sweater cerrado; por encima del cuello del sweater sobresale otro cuello, de camisa, con los dos primeros

Patricio Pron

Patricio Pron: ‘Me han dejado prácticamente sin memoria’

*La fotografía de Patricio Pron es de Vasco Szinetar. ¿Cuál es tu libro pendiente/postergado más vergonzoso? No tengo la impresión de que existan libros de lectura obligatoria; por lo tanto, tampoco creo que uno deba avergonzarse por no haber leído uno u otro. Admito que yo sólo he leído fragmentos de En busca del tiempo perdido y nunca con mucho entusiasmo, pero que esto no me avergüenza. (Quizás diese más vergüenza admitir que uno ha

cuelli mangui

La “oficina” de Cuelli Mangui en Valparaíso

Un ave de plumas verdes, amarillas y violetas. Un reflejo de luz sobre el ojo y un pico largo, trasparente y de punta filosa. Del lado derecho, un monigote inclina la cabeza, probablemente para que no se caiga el loro que descansa sobre él. Lleva puesto un traje de retazos que apenas le deja asomar la nariz de pompón y la mejilla de trapo. Al centro de la imagen, una mujer encapuchada de labios gruesos

Teatro Buenos Aires

Arde Buenos Aires

“Buenos Aires es lo que ha sido, lo que es y lo que mañana será; quizá nada sabemos de ese mañana, que se desdoblará en muchos otros, pero todos estamos trabajando para su advenimiento.” J. L. Borges. Buenos Aires estrena calendario sumida en el sopor incandescente de su verano porteño. La sensación térmica de una visita a los infiernos, la humedad asesina, las tormentas cada vez más tropicales, los cortes de luz, la inflación y

Chirbes

‘En la orilla’, de Rafael Chirbes.

ILUSTRACIÓN: En la orilla, de Rafael Chirbes. Por Patricia Gutiérrez. El maduro Francisco desprecia los petits vices de Olba, no cae tan bajo, algún gin tonic de Bombay Sapphire azul, o de Citadelle, que el propietario del bar Casteñer le reserva. Tiene las dos botellas a medio consumir en la balda, sólo para él, es el único al que se le ocurre pedirlas. Los otros: Larios, Gordons, y los más caprichosos, Tanqueray. Francisco: un gin