Browsing Category

Literatura

Stephen Dixon

Stephen Dixon es un secreto

 Sobre Calles y otros relatos, de Stephen DixonPor Isabel-Cristina Arenas   “Eugene Randall se apuntó con el arma en la boca y disparó”. “Mi mujer muere. Me he quedado solo”. “Quieren quitarme la pierna. Cortármela a ras de la cadera”. “Entro en el departamento. La están violando”. Estos son algunos inicios de los relatos de Stephen Dixon. Directos al lugar en donde nacen las emociones. De ahí para adelante se desarrolla una historia de la

Ana Blandiana

Durante la lectura de ‘Mi Patria A4’

  Tributo a ANA BLANDIANA Por Carlos Skliar   Aún cuando transcurrimos buena parte de la vida con una brújula afinada, ojos tensos y garras extendidas, hallar la distinta lectura es una excepción y no una regla. Como si la búsqueda de un buen libro nos dejase delante de un laberinto, o de un acantilado infinito. Y es que encontrar un buen libro –y más aún: encontrar un buen libro de poesía- es demasiada tarea para

Sergio del Molino

Ficciones sin registros fósiles

 Sobre Lo que a nadie le importa, de Sergio del Molino.Por Isabel-Cristina Arenas Fotografía: Magdalena Siedlecki. Sergio del Molino dijo de su reciente libro que es una biografía por partes de gente que no ha importado nunca y que una de las razones para escribirlo fue el reto de su madre cuando le dijo que a nadie le interesarían esos personajes. Pero Lo que a nadie le importa causa el efecto contrario: es un “no

Hernán Ronsino

Llevarse a la boca un pañuelo

 Sobre La descomposición, de Hernán RonsinoPor Yago Ferreiro Poco sabíamos en esta casa del escritor argentino Hernán Ronsino y, si no fuera por el rescate de su primera novela, La descomposición, por parte de la editorial Eterna Cadencia, quizá nos habríamos quedado así, silentes, sin poder articular ni una palabra sobre su carrera, de la que ahora intuimos que tal vez sea de las más prometedoras de entre las voces que nos vienen arrullando desde

Salvador Biedma

Traición de hincha

 Por Salvador Biedma   A Juan Villoro He roto, creo, todos los mandatos del hincha de fútbol. Sin proponérmelo, desde ya. El primero, el principal, cambié de equipo. Ya lo había hecho mi papá muchos años antes. Él tenía, debo decir, un motivo concreto, seguramente más noble y más amoroso que yo. Eso no obsta para que lo excomulguen de la patria futbolera. ¿Le molestaría mucho? Lo dudo. Agacharía la cabeza, tal vez un poco

Jeremías Gamboa

Dejarlo todo y qué tanto contar

Sobre Contarlo todo, de Jeremías Gamboa Por Isabel-Cristina Arenas Jeremías Gamboa escribe su primera novela a través de Gabriel Lisboa, un joven peruano de clase baja con vocación de escritor que estudia periodismo. Vemos cómo consigue cada una de sus metas hasta sentir orgullo por alcanzar la cima. Sin embargo, dentro de él, hay algo que le dice que eso no es lo que busca. Decidido, lo deja todo y se pone a escribir. ¿Qué?

Carlos_Skliar

Cortázar: postal de nostalgia

Por Carlos Skliar     Fotografía: Francesc Fernández Soy niño. Es decir: no quisiera perderme en la ciudad, adoro los tropezones y odio la corriente eléctrica y el olor a coliflor que a veces llega desde la cocina. Apenas si puedo comprender la redondez de la tierra o la hondonada hacia arriba del cielo o los murmullos que atraviesan mis juegos a la hora de la siesta. No entiendo de qué está hecha la sombra, qué

El desamparo total Sobre De la Íliada, de Rachel Bespaloff Por Martín Kohan

El desamparo total

Sobre CeroCeroCero, de Roberto SavianoPor Isabel-Cristina Arenas – See more at: http://continuidaddeloslibros.com/libros/124-las-mafias-temen-a-los-lectores#sthash.2kHJ9PAZ.dpuf Sobre De la Ilíada, de Rachel BespaloffPor Martín Kohan Rachel Bespaloff se suicidó el 6 de abril de 1949. Dejó dicho, a modo de explicación, que lo hacía en razón de su “extrema fatiga”. Había pasado dos exilios, una depresión nerviosa; había pasado ya la guerra, lo peor de la persecución a los judíos había ya pasado. El de la “extrema fatiga” parece,

roberto-saviano

Las mafias temen a los lectores

Sobre CeroCeroCero, de Roberto SavianoPor Isabel-Cristina Arenas Después de leer CeroCeroCero uno queda con la cabeza llena de rutas de transporte, un mapa con líneas de cocaína y nombres de narcotraficantes, también un poco agobiado de ver la verdad, de leerla y entender que es blanca, como el rastro de la droga más pedida en el planeta.

Ray Loriga

Queremos tanto a Ray

Sobre Za Za, emperador de Ibiza, de Ray LorigaPor Yago Ferreiro La historia de Ray Loriga y la de sus lectores va camino de convertirse en una tristísima historia de desamor. Por más que miremos aún con cariño la foto de solapa deseando su vuelta a las grandes ligas resulta que, a cada paso que da, más se aleja de escribirnos algo parecido a literatura.