Lamadrid

Claudio López Lamadrid: “Me quejo de que el argumento de venta que muchos utilizan ahora es que ‘es una chica joven y guapa'”

 Claudio López Lamadrid (Segunda parte)

Por Violeta Serrano

  Nos cuenta Claudio López Lamadrid que ser editor en Barcelona es razón suficiente para tener más amigos que enemigos: lo contrario da pereza en un microclima tan estrecho. Nos aclara cómo exactamente hay que denominar al grupo editorial que dirige y lo que pasa cuando un manuscrito pasa por sus manos. Terminamos con punto y enigmas a micrófono cerrado. 

Claudio López Lamadrid

¿Me puedes explicar el concepto de promotable?

Esto ha generado una discusión en Internet porque se me interpretó mal cuando yo lo dije. Yo lo decía en un sentido peyorativo: es tan triste la situación, que hay muchos agentes que te venden ahora el aspecto del autor. Yo lo decía como algo negativo, quejándome de que los argumentos de venta que muchos utilizan ahora es que “es una chica joven y guapa”.

 Realmente, hoy en día, puede que sea en verdad un plus, teniendo en cuenta el mundo de la imagen en el que vivimos.

Sí. Una cosa es pensarlo, pero otra cosa es decirlo. De cara a tu red comercial sí, pero de cara a la galería, no.

 ¿Qué va a ser de Caballo de Troya sin Bértolo?

 Va a ser un experimento, un sello fundamentalmente digital pero que también va a tener parte impresa y parte print on demand. Va a empezar a otra vez pero con renovadas formas. Yo lo que quiero es mantener Caballo de Troya pero Bértolo es insustituible, entonces tampoco quiero poner un editor como él, porque no lo hay, porque el sello está creado a imagen y semejanza suya, entonces tengo que hacer cambios.

 ¿Tienen algún sentido hoy los premios literarios?

 Tienen el sentido de que si tú tienes alguien que te da una cantidad de dinero, lo puedes dedicar a dos cosas: uno, a buscar un autor de la competencia para robarlo, o para premiar a uno de los autores de la casa y darle un adelanto mayor del que podría cobrar. Personalmente creo que es mejor utilizar el segundo camino, es decir, premiar a un autor tuyo.

 ¿Hay algún caso en el que primero se publique cuento y luego novela en España?

 Hay algunos casos, pero muy pocos. Pero bueno, como hoy es tan difícil vender novela igual, yo a lo que animo a la gente es a que eso no lo tenga en cuenta. Es como lo que les digo yo a mis hijos: estudiad lo que os dé la gana, no vais a encontrar trabajo de nada, así que haced por lo menos lo que más os guste. A los autores igual: descollar es tan difícil en una cosa como en otra, así que por lo menos que hagan lo que realmente les guste.

 ¿Anagrama es tu principal competidor?

 Sí, tiene un catálogo parecido al nuestro. Es un catálogo masculino, no femenino como puede ser, por ejemplo, un Salamandra.

 ¿Y cómo te llevas con Jorge Herralde?

 Muy bien. Los editores nos llevamos todos súper bien.

 

Claudio López Lamadrid

  Ah, sois todos muy amigos.

Sí, somos todos muy amigos. Y sobre todo en Barcelona: es un mundo muy pequeño, muy endogámico, te encuentras en todas las fiestas y la gente se lleva muy bien. También se lanzan cuchillitos por la espalda pero la gente se lleva muy bien. Si es que es muy incómodo llevarse mal porque te encuentras a la gente todo el rato. Es mucho más fácil darse abrazos.

 ¿Y cómo te cae que Herralde se haya llevado el fenómeno Bolaño?

Bueno, yo publico a García Márquez (ríe).  Así que yo me alegro de que lo haya podido disfrutar.

 ¿Y va a seguir en auge mucho tiempo el fenómeno Bolaño?

 Está para quedarse. Y supongo que se lo irá quedando Herralde. ¡Yo tengo a Borges! Así que nada, me parece muy bien que lo tenga (reímos).

 ¿Qué pasa cuando lo digital no reemplaza los ingresos que se han perdido de las antiguamente baratas ediciones de bolsillo?

 En un país sin piratería, como Inglaterra, lo digital no sería un 3% sino un 40%. De esa forma se habría equilibrado bastante la caída del mercado, porque en Inglaterra también ha caído mucho, pero haber sabido manejar el digital ha significado una compensación. Mientras en España no se solucione el tema de la piratería, vamos finos. Aquí todavía hay tiempo, porque aún no ha empezado tan fuerte.

¿Crees que es una cuestión educacional?

 Totalmente. Lo que pasa es que una amiga, ex ministra, decía que la gente agarra lo que tiene a su disposición. Es muy difícil hacerle entender a la gente que no puede coger algo que tiene ahí al alcance de la mano. Lo que hay que hacer de todos modos es dejar de criminalizar al consumidor y atacar a quien realmente está detrás de todo esto que son las grandes corporaciones, porque sí, muy bien, se  cierra Megaupload pero, ¿quién le dice algo a Google o a Telefónica en España?

 ¿Cuáles son las características básicas que tiene que tener un buen editor?

 Pasión, olfato y saber relacionarse.

¿Cómo es eso del olfato?

 Es muy fácil saber cuándo un libro es descartable.

 ¿En cuántas páginas?

 Nada, hay muchos manuscritos que leyendo la primera página ya sabes que es imposible de publicar.

 ¿Eso desde siempre o porque tienes mucha mano?

 No, no, desde siempre. Lo difícil es los que empiezan más o menos bien y luego se ponen mal mucho más adelante.

 Bueno pero ahí entra la labor del editor en teoría, ¿no?

Sí, si interesa se puede. Hay autores a los que yo les digo que modificando algunas cosas sí funcionarían. Y hay veces que el autor no me hace caso y lo publico igual porque me compensa.

 Claro.

 Sí, hay libros que me compensan estando como están. Hay muchos ¿eh?

 ¿Te pasa entonces que te llega el último manuscrito de un autor estrella del catálogo y a ti no te encanta pero lo tienes que publicar igual?

 ¿A qué te refieres con estrella?

 Bueno, Fresán, por ejemplo, es una estrella de tu editorial.

 No, no, con Fresán no me pasa, porque me gusta todo lo que hace. Pero si me llegara un manuscrito suyo que no me gustara nada, se lo diría.

 Porque tienes la confianza para decírselo.

Sí.

 ¿Y en el caso de un punto medio?, es decir, ¿alguien con quien no tengas la confianza para decírselo pero que te compense en todo caso?

Bueno, si te fijas en mi catálogo verás que hay autores que yo he publicado y que luego su siguiente novela ya no ha salido conmigo. Hay muchos que yo he rechazado, bastantes, luego hay otros que simplemente han decidido ellos cambiarse de editorial. Pero sí, hay muchos –que te puedo decir a micrófono cerrado- que he tenido que rechazar. Si es que todo el rato es así esto. Incluso me pasa también que hay autores a los que, aunque me siguen interesando, les recomiendo que vayan a otro lado porque van a tener más opciones. Eso también se da. Es que del mismo modo que los autores cambian de editorial, los editores pueden cambiar de autores. No creo que haya un compromiso.

 Claudio López Lamadrid 

Y cuando le pides a un autor que espere, es decir, que le vas a publicar pero que tiene que esperar, ¿no te da miedo que se vaya a otro lado?

 Sí, eso también pasa. Es un riesgo que corres.

 ¿Y cómo se llama ahora la editorial, ¿Alfaguara-Penguin-Random-House-Mondadori…?

 Penguin Random House.

 ¿Alfaguara lo quitamos?

 Sí, Penguin Random House.

 ¿Y Mondadori?

 Compró su parte, por eso pasó a ser el nombre Literatura Random House, sin Mondadori. Así que el grupo se llama Penguin Random House.

 Y punto.

 Y punto.

 

 

 

Leave a Reply