Claudia Piñeiro

Claudia Piñeiro: “Me parece una pose ‘cool’ decir que es válido robar libros”

Por Claudia Piñeiro

Claudia Piñeiro

Fotografía: Alejandra López

(1)        ¿Cuál es tu libro postergado más vergonzoso? 

Ulises de Joyce. Siempre estoy por hacerlo y se interpone algo o mi propio temor a hacerlo.

  

(2)          ¿Cuál es tu T.O.C. en la vida cotidiana? ¿y tú T.O.C. como escritora?

 En la vida cotidiana, apoyar siempre primero el  derecho cuando me levanto de la cama, lo cuál es bastante incómodo porque duermo sobre el lado izquierdo.

En la escritura, no reconozco tener ninguno en la escritura, tal vez lo tenga y no me haya dado cuenta. De hecho todos los libros que publiqué salieron en año impar. Tal vez eso no sea sólo casualidad.

 

(3)          ¿Alguna vez robaste un libro? ¿Cuál, dónde y por qué?

 No, nunca. Y me parece una pose “cool”, un poco banal decir que es válido robar libros. Sí tengo libros que no son míos porque a veces me olvido quién me los prestó. Pero los ubico en un estante diferente de la biblioteca para el día que el dueño los reclame.

  

(4)          ¿Cuál fue el último libro que no pudiste terminar de leer y por qué?

 Millenium de Larsson. Me interesaban mucho los personajes pero tenía pasajes que me resultaban intransitables porque no me interesaban nada, y tampoco la prosa me atrapaba en la lectura. 

 

(5)          ¿Qué premio no estarías orgullosa de recibir?

No tengo idea. Supongo que uno en el que no respete al jurado que lo otorga, o a su independencia de criterio.

 

(6)          ¿Cuál fue la primera palabra que pronunciaste?

 No sé la palabra, pero dicen que muy chica largué una oración delante de un pájaro muerto: “Pipí morto la papa la mamá”. 

 

(7)          ¿Cuál es tu palabra preferida? ¿y la más odiada?

 Van cambiando. No siempre son las mismas. Me gustan mucho las palabras que empiezan con a: alcauciles, amanecer, alberca, acampar.

No me gustan palabras difícil del pronunciar que  se imponen por moda o snobismo para reemplazar a otras mejores. Por ejemplo PROCRASTINAR (correcta con las tres R aunque parezca mentira), en lugar de dilatar.

 

 (8)          ¿De qué título te hubiese gustado ser autora?

 ¿Acaso no matan a los caballos?

 

(9)          ¿Cuál es el libro que más has subrayado?

 Para ser novelista, de John Gardner. No puedo mandar foto porque lo presté y nunca me lo devolvieron.

 

(10)       ¿Recuerdas dónde y en qué época leíste ese libro?

 En cuanto empecé a participar del taller de Guillermo Saccomanno. Él me lo recomendó. Mediados de la década del 90.

 

(11)       ¿Qué frase recuerdas haber subrayado y que haya quedado grabada en tu cabeza?

 El prólogo entero, escrito por su mejor alumno: Raymond Carver.

 

Ir a PESQUISAS anterior: Guillermo Martínez

Leave a Reply