Browsing Tag

mujeres

benedetto

Virginia Benedetto en busca de la revolución

El viaje se pospuso dos veces a causa de los bombardeos. La fotógrafa rosarina Virginia Benedetto tuvo que esperar más de dos años para concretar su proyecto. Y cuando por fin las condiciones parecían optimas, un nuevo ataque al pueblo kurdo en Siria y Turquía recrudeció la violencia. Le advirtieron del peligro. Pero ella estaba decidida. Así que sacó los pasajes y empacó. Miró el almanaque: octubre de 2018. Tenía trece mil doscientos kilómetros por

lao

La Nación Vacuna de García Lao

Ya desde el título, Nación Vacuna, se desdobla en múltiples sentidos. Nación: como Patria, como ente jurídico, como padre. Vacuna: cura contra todo mal, motor del sistema mediático, pero también símbolo de la carne, elemento que se extiende a lo largo de las páginas para recordarnos la brutalidad, para decirnos que somos materia prima de un sistema que nos digiere. En esta novela, Fernanda García Lao, ejecuta el desposte del lenguaje. Separa el músculo del

embarazada

Embarazada en tiempo de pandemia

Florencia. 2 de marzo 2020. Estación de Trenes Santa María Novella.   Eran más o menos las tres de la tarde. Había apenas comprado un boleto de tren para regresar a mi casa en Pisa a las 15:45. Tenía tiempo. Pasé a la farmacia y en la puerta un letrero grande escrito en varios idiomas: “Non ci sono mascherine/ Face masks are over/ No hay mascarillas”. Al final compro sólo aquello que me servía. Entro

mariamoreno

María Moreno: muera el realismo patriarcal

La infancia Muy pocos conocen su verdadero nombre. El famoso, el estampado en sus libros, notas periodísticas, presentaciones y homenajes. Es un mix del propio y de un apellido robado a su primer marido. En varias oportunidades, ha confesado que necesitaba una identidad que la vinculara a la alcurnia, para “chapear” y desarrollarse en un mundo diferente al de origen. Nació en Once, barrio multiétnico, hace 72 años. De madre química y padre ingeniero agrónomo.

schweblin

Del éxito Schweblin

              Es moneda corriente que, de tanto en tanto, el aceitado aparato de marketing de la industria editorial busque acaparar el foco de atención de los lectores con motivo de celebrar la supuesta aparición de una nueva estrella en el firmamento del ecosistema literario. En tales circunstancias, suele también ser común que muchos de nosotros cedamos ante la tentación y ante el deseo de la novedad. ¿Quién no ha

reif

Odio la expresión ‘amé’

¿Cuál es tu libro pendiente/postergado más vergonzoso? En narrativa no leí nada de Saer. ¿Cuál es tu T.O.C. en la vida cotidiana? ¿y tú T.O.C. como escritora?  Mi toc en mi vida cotidiana que tengo desde mi infancia es ir al baño a hacer pis siempre y religiosamente antes de ir a dormir y antes de salir de casa.  Mi toc como escritora es leer los poemas en voz alta una innumerable cantidad de veces

vardacdl

Varda y la extraordinaria cotidianeidad

Fotógrafa, cineasta y artista plástica. Con todas sus facultades en éxtasis, miraba, sin aminorar ni un segundo la intensidad de la emoción. Había que sujetar la escena, las imágenes, para conjugar la observación sensible de la realidad con la expresión de su imaginario. Lo que quería Agnès Varda, Arlette como la nombraron sus padres, era mantenerse al nivel de lo inesperado y extraordinario de la cotidianidad. Ese fue su prodigio.   Nació en Ixelles, Bruselas, el

carlasantangelo

Índigo, al otro lado del espejo

Vuelvo a estos diarios. Siempre vuelvo por algún motivo. A veces para leer fragmentos en una terraza de Buenos Aires casi llegando el final del verano. Otras veces para tomar notas, otras para dormir acompañada. Un día descubrí que esta antología funciona como un oráculo. Por ejemplo ahora,  que abro el segundo volumen por la página 143 y leo a Iosune de Goñi: “Quién habla a través de mi boca”. Entonces cierro el libro y

sabugal

La Big Mama de Noemí Sabugal

Es negra. Es mujer. Es pobre. Y gorda. Muy gorda. Tanto que dentro de las costillas le cabe una voz inmensa que hace tambalearse a la mismísima furia. Y al deseo. Porque Willie Mae sufre cada día de su vida como una parturienta. Tiene dentro un demonio osado, que no la deja en paz, que necesita sacar a flote, que le reclama constantemente algo de combustible, que lo alimente para que crezca y llegue a

rupikaur

Rupi Kaur, manifiesto de mujer

Rupi Kaur es la dueña de una voz que se distingue entre muchas otras voces de su generación. Escribe y dibuja. Sus poemas e ilustraciones se complementan en un discurso rupturista y provocador que está dando que hablar en Oriente y Occidente. Dos preguntas sobrevuelan su record de ventas en Amazon, su lugar en el ranking de libros más vendidos del New York Times y su millón de seguidores en las redes sociales. ¿Cómo una